Que tal seguridad, o tal vez autoestima, mejor confianza en sí misma/o… o mucho mejor(…) AMOR.

 Mucho hablamos de amor, pero poco lo experimentamos en su pureza… en libertad. Amarse y amar es algo muy parecido que se necesita lo primero para conseguir el segundo. En estas épocas del año se puede sentir la melancolía, la nostalgia, el extrañar a quienes no están con nosotras/os, quienes se nos adelantaron o quienes simplemente desaparecieron de nuestras vidas por decisión de ellas/os o por la de nosotras/os. Aunque siendo honestas/os es más fácil cuando nosotras/os tomamos esa determinación.

Pero aunque no es el tema de este artículo, es importante mencionar que las ausencias se hacen presentes en épocas o fechas importantes, tales son las fiestas invernales. Por lo cual es importante estar estables emocionalmente e identificar cuando este sentir, combinado con otros genera un sentimiento en algunos casos devastador, porque tal vez no hemos dejado ir a algunas/os en su totalidad y por si fuera poco extrañar… hay quienes le suman el sentido de fracaso (no logré mi meta del año, sigo igual de flaca/o o de gorda/o, no tengo el carro que dije que me compraría, no he logrado tener en la cuenta de banco la cantidad que deseaba, no he podido dejar a esta persona y sigo aquí en esta relación en la cual no me siento cómoda/o, aun no logro ser quien siento que debo ser para mis hijas/os).

Además de los sentimientos de devastación y fracaso sumados a la nostalgia y melancolía, viene de la mano la confusión
“¡Es una época de alegría y felicidad eh!”♫ … aunque no se sienta y por el contrario en lugar de alegría y felicidad puede sentirse la presión social
¿Que vas a regalar de navidad o que te van a regalar? ¿A donde iras a celebrar las fiestas?, ¿Con quienes pasarás tiempo? ¿A dónde te invitaron?… estas preguntas algunas veces causan ansiedad e incluso tristeza, al no tener respuestas adecuadas según las programaciones sociales.

Por todo lo anterior, te mencionamos que a lo largo de nuestra experiencia hemos venido acompañando a personas que esta confusión las ha traído a una experiencia y brindarse el mejor regalo para sí mismas/os, el proceso del autoconocimiento

No hay mejor regalo que permitirte o permitirle a tus seres queridos la felicidad y la estabilidad emocional que deseas para ellas/os, la seguridad y confianza en ti misma/o para lograr metas reales. Entre mas segura/o de ti te encuentres menos te arrepentirás de tus decisiones y más serán tus logros, esto debido al compromiso real que se adquiere cuando en realidad deseamos algo, cuando estamos decidiendo por nosotras/os y no por las/os demás.

Te deseamos que este comienzo de fiestas invernales, las comiences con el pie derecho y tu misma/o encabezando tu lista de regalos.