fbpx

AMORH

Primero comenzaremos con lo esencial

¿que es la codependencia o dependencia emocional?

Bien, la codependencia es un comportamiento y expresión de necesidades desmedidas, en el que las personas suelen despersonalizarse y olvidarse de sí mismas, por el hecho de poner como prioridad a otra persona en donde sienten y actúan según las necesidades de la otra persona.

Se ha hablado de este término en relación con personas que forman pareja con alguien que tiene alguna adicción o tenga algún padecimiento. Sin embargo, existen muchas parejas con esta estructura de conciencia y roles sin que exista ninguna de las dos (2) características anteriores.

¿Cómo identificar si estoy presentando algunos síntomas de una persona codependiente?

Pensar y sentir “No puedo vivir, ni existir, ni decidir sin la otra persona”

Darte cuenta que tienes pocos limites, -limites es aquella línea imaginaria que ponemos entre nosotras/os y las personas-, estos límites pueden ser físicos -corporales-, psicológicos, emocionales, económicos y personales.

He aquí una gran manifestación y donde se representa una gran dificultad en las personas codependientes, ya que tienen pocos límites, difusos, o débiles, en donde pueden sentir responsabilidad de los problemas de la o las otras personas o por el contrario responsabilizan a la o las otras personas de sus problemas.

“En AMORH buscamos SER siempre MEJOR

La tendencia de necesitar control también puede presentarse;  se convierte en una necesidad de existencia en tu vida  el que exista control de algún lado. Buscas la manera de sentir control de algo, ya sea el trabajo, o de las personas a tu alrededor, sintiéndote a gusto cuando
alguien actúa como ya lo has predecido y cuando no, violar los límites de otras personas diciendo que no y que si pueden o deben hacer.

Pensar que alguien no es suficiente, comparando a el/ella  con las demás personas; crees que está bien pero en el fondo te sientes triste, incomoda/o por la situación en la que te encuentras constantemente.

Decir NO te causa ansiedad, inseguridad y hasta temor, aunque en realidad no estes deacuerdo y no desees realizar esa actividad o tomar esa decisión o simplemente como opinión, decir NO, se complica porque se tiende a pensar primero en las repercusiones de decir NO en la otra persona.


Tienes problemas de comunicación por no poder ser capaz de expresar las emociones o sentimientos reales que experimentas; todo por querer evitar el disgusto o desaprobación de otra persona.

Por ejemplo si algo no te gusta, decir ah si esta bien, pero en el fondo estar pensando -si digo que no me gusta puede enojarse conmigo y convertirse en un problema-.  A final de cuentas eres deshonesta/o contigo misma/o.

Tienes la necesidad de aprobación de otras personas, para poder sentirte satisfecha/o contigo misma/o.

Esto implica entrar en relaciones conflictivas o insatisfechas, por el hecho de no poder estar sola/o. Esto hace más difícil el terminar con una relación por más violenta, destructiva o disfuncional que sea.


Estar en negación -yo no soy la/el del problema- trato constantemente de arreglar a la otra persona porque es la del problema, hacer circo maroma y teatro y no se arregla; pero sientes que tienes que estar ahí porque nadie la/lo conoce como tu ni saben de sus necesidades como tu, pero ni siquiera le haces caso a tus propias necesidades.

Tener constantes sentimientos de miedo o temor de ser abandonada/o, de estar sola/o, de sentir rechazo, tristeza, depresión, ansiedad y miedo a ser juzgada/o, contribuyendo en el fondo a un sentimiento desesperanzador, resentimiento y enojo.  

Existe una solución y algunas sugerencias para poder establecer una relación sana, primero contigo misma/o y después con quien esté a tu lado.

  • Reflexiona acerca de tu situación, identifica si realmente estás cómoda/o en donde y con quien estas y desde cuando comenzaste a bloquear tus emociones y sentimientos por las demás personas.
  • Hechate un brinco al pasado y recuerda tu infancia, analiza y pon en perspectiva tu situación actual, si se parece, si es aprendido, si hubo alguna persona que te enseñara que así debe ser el “amor”.
  • Sal de la negación, acepta el hecho de que haces más por otra/s personas que por ti misma/o y comienza a darte el número uno de importancia en tu vida.
  • Identifica tus enfoques de bloqueo y obsesiones, limpieza, trabajo y cualquier actividad que realices para mantenerte lejana/o de tus emociones, pensamientos, sentimientos.
  • Comienza de manera planeada a tener espacios de soledad, ponte a prueba!
  • En las dosis que puedas, comienza a cuidar de ti, conocerte, a realizar actividades que desees, a decir lo que piensas y sientes realmente.
  • Busca ayuda profesional, sabemos que no es fácil, pero sabemos que es posible crear una relación sana contigo misma/o y con las personas que estén en tu vida y estamos para apoyarte.

 

¡Contáctenos!